Te lo explicamos en simple

¿Qué es un deducible?

 
El deducible es la suma de dinero que deberás pagar en caso de que tu auto asegurado sufra algún daño. 
 
En otras palabras: al contratar un seguro con deducible, tu acuerdo con nosotros como aseguradora es que, en caso de que tu auto sufra un daño, tú pagarás una parte predeterminada de éste. El seguro sólo cubre cualquier daño que supere el monto deducible pactado en la póliza de seguro.
 

¿Qué es mejor: contratar un seguro con o sin deducible?

Los planes de seguro con deducible son más económicos debido a que el asegurado comparte el riesgo con Consorcio. Al momento de producirse un siniestro, el asegurado paga sólo el monto del deducible pactado en su póliza y Consorcio asume la diferencia.
 
Para entender mejor la diferencia, veamos la siguiente situación:
 
  • Caso A: Si tu póliza de seguro de auto contempla un deducible de UF 5, y en caso de accidente la evaluación de las reparaciones es de UF 10, tú pagarás UF 5, mientras que Consorcio cubrirá los otros UF 5.
  • Caso B: Si tu póliza de seguro no considera deducible y los daños equivalen a reparaciones de UF 10, Consorcio cubrirá la totalidad. En el caso B, tu prima mensual de seguro será mayor.
 
 

¿Y entonces, qué es mejor?

En la práctica, es importante pensar en el monto del deducible y tener en cuenta tu situación económica actual y futura.
 
Un deducible más alto implica una menor prima mensual (menor gasto) sin embargo el alcance de la cobertura se restringe respecto a deducibles más bajos que tienen una mayor prima mensual.
 
Por lo anterior, cada situación es distinta. Nuestros asesores te presentarán ambas opciones y tú tomarás la decisión acerca de qué tipo de seguro de auto contratar.
 
 

¿En qué caso no existe deducible?

Es importante destacar que existen coberturas de tu seguro que no consideran deducibles, como las coberturas de daños a terceros y de asistencia. Por ejemplo, si solicitas asistencia en ruta no pagarás un deducible asociado a este beneficio.